Dic

1

Quienes sean aficionados al manganime el nombre de Osamu Tezuka les sonará probablemente, conocido por ser el padre del manga como tal y de la animación japonesa tras la Segunda Guerra Mundial. La obra que reseñaré es la adaptación en anime de primera película del manga llamado Buda (publicado entre 1972 y 1983) y que aquí se llamó como Buda: El Gran Viaje, lanzado en mayo de 2011. Dirigido por Kozo Morishita y producido por Makoto Tezuka a cargo del estudio Tezuka Productions y del estudio Toei Animation con una duración aproximada de 110 minutos. En dicho anime se nos presentará en un formato anime la historia del gran Tezuka adaptando una primera parte de la vida del mundo y del propio Siddhartha Gautama. Una obra maestra de puro espectáculo gráfico y guión, veamos que tal.

budaSinopsis

La historia nos situa en la antigua India, hace aproximadamente cuatro milenios atrás una antigua tribu occidental, los Âryas, invadieron y conquistaron las tierras de la India trayendo su cultura y lengua, estableciéndose un modelo de tradición basado en las castas. Entre estas castas, habían cuatro: los brahmanes dedicadas a la oración y a la sabiduría espiritual haciendo de legisladores; los khstriya que se ocupaba de gobernar por ser la realeza o nobleza ocupada de guerrear y dirigir al pueblo; los vaisya destinados a ser comerciantes, artesanos y criados; y la más baja de todas, la shudra que se ocupaba de las tareas más penosas como la construcción, la minería y los trabajos forzados… y más allá de estas cuatro, los paria o dalit: los que no tenían casta. En este mundo nacerá el príncipe Siddharta Gautama, hijo del rey de la tibu de los Shakya, uno de los tantos reinos que sus antepasados establecieron, y por tanto de la casta de los khstriya. Y junto al príncipe, personajes de la talla de Chapra, la princesa Yoshodara, Migaila, Naradatta, el Maestro Asita, Tatta y otros viven el drama de ese mundo donde la miseria y la injusticia reina: todos nacemos, envejecemos y, finalmente, morimos.

 

Opinión personal

  • De entrada, debemos aceptar la premisa de que al ser un anime que su propósito es educarnos en la historia de uno de los personajes más relevantes de la historia de la humanidad, por ende el argumento si bien no va a ser original eso será proporcionalmente inverso en cuanto a la plasmación del drama histórico por parte de sus creadores. Y creedme si digo que el trabajo realizado por Toei ha sido excepcional salvando algun par de detalles que se pierden entre la bruma de la fantasía o del discurso de la lucha de clases sociales en un mundo en el que no existían clases sociales (una casta se basa en el nacimiento y no puedo cambiarse por ser contraria al dharma, una clase social se nace pero puede cambiarse) ya que resulta complejo mostrarnos esa concepción tan rica y terrible que era el mundo de la época de Buda.
  • Dejando de lado eso, per se, este anime deviene en una obra de arte porque nos muestra la historia con lujo de detalles desde incluso ante del nacimiento de Buda poniéndonos en la época y las dificultades de la vida de varios de sus personajes como por ejemplo el de Chapra y su lucha contra su destino como shudra por recuperar a su querida madre, pero también la fantasía de la magia de los espíritus de la época con personajes como Tatta quien puede viajar con su alma sobre otros cuerpos.
  • El trabajo de diseño de personajes no solamente respeta la obra del manga, sino que la adapta a los tiempos actuales con una belleza sin igual en escenarios y una rica animación, representando fielmente arquitectura, vestimentas, accesorios y embellecedores como pulseras, colgantes, ajorcas, etc. incluso el propio maquillaje. Ciertamente pocas palabras se pueden tener para describir algunos de sus paisajes que dan una clara idea de la salvaje y bella India.
  • Este anime sabe representar la miseria de la humanidad, y me resulta bastante difícil ponerme a describirla. Sólamente con ver el principio, los primeros 10 minutos no más, ya se nos introduce en el patrón de la idea de lo que hizo que Siddharta Gautama despertara cuestionándose por qué el mundo era así, preguntándose por qué no luchar por cambiarlo… hasta darse cuenta de que debía iniciar un camino, un viaje, para iluminarse.
  • El doblake en castellano es realmente de una gran calidad bien merecida para esta obra.

 

Conclusión

He decidido no extenderme más porque sencillamente spoilearía cosa mala, y no quiero hacerlo. Es una obra imprescindible del mundo del anime, y forma parte de una de las primeras películas que adapta la historia de la obra de Tezuka. Para buen entendedor, pocas palabras bastan.

Comment Feed

No hay respuestas todavía



Some HTML is OK

o contestar a este post por via trackback.