Dic

19

Una de mis fascinaciones por el mundo japonés siempre han sido el de los samurais y el mundo feudal que los envolvió hasta la revolución meiji. Mucho tiempo hacia ya que vi Rurouni Kenshin, una de las mejores series de anime con esa época tardía adaptada en la historia del asesino de la pre-revolución meiji. Pero la de hoy, The Hakkenden, o también conocida como La leyenda de los ocho guerreros perros, es una adaptación de la novela de Kyokutei Bakin de Nansō Satomi Hakkenden. Dicha historia escrita por su autor a principios del siglo XIX y en las postrimerías del Edo Bakufu, está encumbrada como una de las historias más épicas del mundo nipón siendo de culto. El anime serializado en OVAs que aquí reseño tuvo dos tandas de adaptación entre 1990-1992 y 1993-1995 con seis la primera y luego siete episodios la segunda tanda, un total de 13 episodios con unos 28 minutos cada uno de ellos con sus openings y endings bastante extensos a decir verdad. Veamos que nos aporta esta producción del estudio AIC.

Carátula de The HakkendenSinopsis

La historia se inicia en la provincia de Sengoku Jidai en Awa, la actual Chiba, a mediados del siglo XV. La princesa Fuse del clan de los Satomi se verá atrapada por una promesa de su padre a desposarse al perro de los Satomi, de cuya unión maldita surgirán ocho perros guerreros híbridos, humanos con espíritu de perro, atrapados en la maldición de las cuentas, cada una con una virtud en uno de ellos, debido a que el perro de los Satomi estaba poseído demoníacamente y cumplió con la promesa del padre de Fuse: «Quien me traiga la cabeza de mi enemigo se desposará con mi hija», promesa que cumplió el perro.

Así se inicia el drama del nacimiento de los ocho guerreros perro que estarán atados a la cuenta que corresponde a una de las ocho virtudes del confucianismo, y que en su periplo solitario se irán conociendo uno a uno entre ellos en situaciones turbulentas hasta que les llevará a cumplir con su deber con el clan Satomi para vencer a las fuerzas demoníacas que se enfrentan al clan.

 

Opinión personal

  • Al ser una serialización de OVAs destaca que cada episodio es autoconclusivo  y se eva muchísimo el generar suspense o dejar tramas a medias que obliguen a seguirlas en un posterior episodio, lo que hace perder profundidad para explicar muchas cosas que se sucederán. De hecho, será una constante los flashbacks o las ilusiones demoníacas que se vivirán en ocasiones. Especialmente el episodio 10 donde además se cambia el estilo de animación con el objetivo de profundizar en los giros y movimientos de los personajes obligando a un dibujo muy distinto de otros animadores.
  • El apartado sonoro no es destacable, ni su opening ni su ending, y en general deja bastante que desear. Su doblaje castellano sí puede decirse que está en buenas condiciones aunque algunas voces podrían verse más diferenciadas respecto de otras.
  • La historia, a falta de que algún día me lea a Bakin (su obra le llevó más de 20 años finalizarla…), solamente puedo opinar respecto a lo que he visto en el anime. Y puedo decir que la idea es muy original, mezcla lo sobrenatural y fantástico con la época feudal samurai. Pero lo hace desde el punto en que donde una fe y cultura como la nipona, que todavía hoy en día creen en los demonios de la muerte y los fantasmas, no resulta ilusorio o irreal configurar una realidad como ésta haciendo que todo encaje de una forma adecuada. No olvidemos casos históricos como Nobunaga a quien popularmente se le atribuye el poder demoníaco.
  • El hilo argumental se divide en tres partes: el inicio donde se da el nacimiento u origen de los ocho guerreros perro, el camino por el que acabarán conociendose todos ellos en sus respectivas luchas (venganzas, amores, traiciones, etc) donde se harán gala sus virtudes y el poder de las cuentas, y una parte final (los dos últimos episodios), donde se da cuenta de la batalla final contra los enemigos del clan Satomi.
  • El estilo de dibujo, salvando la excepción de la décima OVA, es del clásico ’90s que me gusta y es algo que se agradece entre tanto monigotes cuerpoescombros con cabezas y ojos exagerados.
  • Existen varios personajes secundarios, muy poco profundos y que no sabremos gran cosa de ellos. Hay excepciones como por ejemplo Amaji o Fuse, pero sus apariciones son pocas si las comparamos con el resto de personajes. Se centran las OVAs en presentarnos a los guerreros perro y su carácter, aunque lamentablemente solamente a la mitad de ellos tendremos vista sus vivencias porque la otra mitad casi que están ahí por cumplir el papel y poco más. Por ejemplo Keno i Daikaku, si bien el primero tenemos el episodio de la flauta, sabemos que falta mucho por saber sobre su origen y mucho más del segundo, lo que deja la trama un poco pobre con unos personajes que tienen mucha trayectoria y no sabemos ni la mitad del camino que han seguido para llegar hasta ahí.
  • Cuando terminemos de ver el anime, tendremos un poco la sensación de vacío, algo que se repite al verla en algunos episodios. Es como si no acabara de cuajar, como si todo fuera superficial para diriginos al final sin acabar de mostrar más profundidad, más anécdotas, el por qué están ahí, de dónde surgen las cuentas realmente…

 

Conclusión

Si lo que buscas es un anime clásico con ese estilo de la década de los ’90, es una buena opción más que nada por su corta duración para no comprometerte. Si no conoces la historia de la leyenda de la que proviene, es una buena opción para tener un resumen y saber si te valdrá la pena ir o no a leer la novela. Para mi es aceptable, pero poco más porque hay momentos muy confusos. Hay otra adaptación de la leyenda en anime, pero no la he visto y parece ser más libre y ambientada en el futuro.

Comment Feed

No hay respuestas todavía



Some HTML is OK

o contestar a este post por via trackback.