Abr

11

Tras romperme la cabeza muchas veces, e incluso recurrir a la guía oficial, al fin pude completar uno de esos juegos que se quedaron en el tintero y que siempre quise jugar, hablo de The Legend of Zelda: Link’s Awakening DX (o traducido como El Despertar de Link), un videojuego de la ya vieja Game Boy Color que era un remake del mismo que salió para la clásica Game Boy, solamente con el cambio a color y algunos añadidos de más. Desarrollado por Nintendo R&D2 con Shigeru Miyamoto como productor, fue lanzado en 1998 (en 1993 para el original), siendo la cuarta entrega de la saga de los Zeldas y el primero que apareció para portátil. Este título es el continuador del aparecido en SNES, A Link to the Past.

caja_zeldadxSinopsis

Tras los sucesos de A Link to the Past, el joven Link decide recorrer mundo para poder salvar Hyrule de las posibles amenazas. Sin embargo, su barco naufraga tras una terrible tormenta y cae en las costas de la Isla Koholint siendo resctado por Marin, una muchacha alegre que le gusta cantar, y será llevado por ella a su padre Tarin para cuidar de él hasta que recupere la conciencia. Link deberá volver a la playa para recuperar su equipo y descubrirá por boca un búho misterioso que el Pez Viento, guardián de Koholint, debe despertarse si quiere regresar a la tierra exterior. Así comienza nuestra aventura en la Isla Kholint para poder regresar a casa.

 

Opinión personal

  • Esta versión remake contiene algunos añadidos interesantes que se podían emplear con la vieja Game Boy Color como son el Game Boy Printer con el cual podríamos imprimir unas fotografías que a lo largo de Koholint nos hará un fotógrafo o una mazmorra dedicada a puzles de resolución a base de los colores. Prácticamente por todo lo demás hay leves modificaciones pero sin afectar en demasía. Su gran novedad como versión DX fue sin duda el apartado visual a color en la pequeña GBC.
  • Su historia parte de un argumento minimalista sin apenas complejidad y con diálogos poco abundantes que nos sumergirán a resolver las mazmorras de Koholint para hacernos con los instrumentos que nos ayudarán a despertar al Pez Viento con el objetivo de escapar. No existe una historia como tal con linealidad que seguir, sí que seguiremos una ruta para resolver las mazmorras pues no podemos hacerlas alternadas, pero vagaremos por Koholint a nuestro antojo y a medida que conseguimos objetos que nos permiten sortear algunas zonas seguiremos avanzando libremente. Por tanto, si lo que se busca es una historia con profundidad ya os podéis olvidar. Es un juego claramente orientado a las aventuras por resolver los retos que se presentarán en forma de puzles, incluso la acción está supeditada a la forma en que debemos vencer a algunos monstruos.
  • Su jugabilidad es diabólicamente difícil. Recuerdo hace muchos años haberme pasado otro de GBC, el Oracle of Ages, y lo pasé bastante difícil para completarlo… pero este Link’s Awakening es retorcidamente difícil tanto en sus puzles como en los monstruos que en ocasiones tendremos que derrotar. Y es difícil por 2 motivos: el primero porque los controles son bastante malos, si bien visualmente todo tiene mucha suavidad, yo que lo he jugado en un emulador y con un mando normal y corriente, he tenido bastantes problemas a la hora de moverme con la cruceta haciendo en ocasiones pasos erróneos que nos llevan a direcciones malas (caerte por precipicios, no acertar con la espada, etc) junto a un sistema de colisiones que hace aguas algunas veces (el murciélago de la primera sala de la última mazmorra decenas de veces le pasó mi espada por su cuerpo y sin embargo no le dañaba cuando debía hacerlo…); por otra parte su dificultad estriba en otro motivo, la cantidad de grindeo que debemos hacer para resolver un puzle. Deberemos resolver puzles pasando por salas una y otra vez que ya hemos resuelto o que tiene monstruos algo más complejos que deberemos volver a matar para abrir las puertas, esto es algo que alarga la vida del juego y supone más reto, pero que aburre al tener que repetir mismas mecánicas para poder pasar por una zona para ir a resolver otro puzle. Ese grindeo de puzles añade una dificultad de aburrimiento que en alguna ocasión me han dado ganas de dejarlo de lado.
  • Su apartado visual es muy agradable y a pesar de ser una GBC está muy bien logrado. Todavía recuerdo el Oracle of Ages, el cual era un título posterior y visualmente mejor, pero aun así Link’s Awakening está a la altura y ha envejecido muy bien para ser un clasicote de las portátiles. Eso sí, algunos tiles tenían parpadeos como glitches, y quiero pensar que es debido a fallos de emulación del videojuego y no del propio.
  • En cuanto al apartado sonoro ya digo que aunque no abunda en melodías y tiene el clásico tema de los Zelda, lo cierto es que suena tan bien en la GBC… me esperaba que fuera algo más estridente pero no ha sido así. Y las melodías de los instrumentos o la Balada del Pez Viento son un ejemplo de como aprovechar ese apartado al máximo con esos tonos.
  • Por otra parte, cabe decir que jugé con el parche al español de Lukas y debo felicitarle por dicho trabajo porque ha sido una buena experiencia jugarlo en el idioma de Cervantes, sobre todo por esos acertijos de las estátuas de piedra que a veces son tan poca ayuda para resolver puzles.

 

1El misterioso búho que nos ayudará.

 

2Link y Marin en la playa de la Isla Koholint.

 

Conclusión

Si te gustan los Zelda, si te gustan retos difíciles o juegos de puzles pero con aventuras es una buena opción y uno de los mejores que tuvo la GBC. El resto de público no les recomiendo este videojuego porque aquellos que sean casuales, les va a frustrar a rabiar y acabarán por dejarlo si tienen que estar siguiendo una guía al pie de la letra (que tampoco ayudará a resolver los problemas de habilidad…).

Comment Feed

No hay respuestas todavía



Some HTML is OK

o contestar a este post por via trackback.