Ago

13

Hace unas semanitas me terminé de ver una serie de ciencia ficción de producción española, concretamente de Onza Partners y Cliffhanger para TVE. Se trata de «El Ministerio del Tiempo» creada por Pablo Olivares y Javier Olivares. Con el reparto siguiente de Rodolfo Sancho para Julián, Aura Garrido para Amelia, Nacho Fresneda para Alonso, Juan Gea para Ernesto, Cayetana Guillén para Irene, Jaime Blanch para Salvador, principales personajes de las aventuras de dicho Ministerio. Sinceramente me esperaba una españolada bastante mala, pero salvando sus errores por introducir ideología políticamente correcta, lo cierto es que está mejor de lo esperado.

mins

Sinopsis

El Ministerio del Tiempo es una institución gubernamental secreta que depende directamente de la Presidencia del Gobierno español. Sólo monarcas, presidentes y un número exclusivo de personas saben de él. El paso hacia otras épocas se realiza a través de puertas vigiladas por las patrullas del ministerio. Su objetivo: detectar e impedir que cualquier intruso del pasado llegue a nuestro presente —o viceversa— con el fin de cambiar la Historia para su beneficio. Para ello, las patrullas tendrán que viajar al pasado y evitar que lo logren. En dicho ministerio trabajan muchas personas de diversas épocas.

Las últimas personas reclutadas por el ministerio son Alonso de Entreríos  —soldado de los Tercios de Flandes condenado a muerte en 1569 y salvado por el ministerio-, Amelia Folch —una de las primeras universitarias de España a finales del siglo XIX— y Julián Martínez —enfermero del SAMUR del 2015—. Comandados por sus superiores, Ernesto e Irene, el trío protagonista rendirá cuentas ante el subsecretario Salvador Martí.

 

Opinión personal

  • La interpretación de los actores es considerablemente buena, aunque de todos ellos me quedo con Nacho Fresneda porque su Alonso de Entreríos es un personaje estupendo en el que el lenguaje, los dichos y refranes, los insultos y sus muestras de cortesía lo caracterizan destacando entre el resto de personajes más modernos. También resulta de importancia que las tramas argumentales que se concentran en épocas cercanas a la historia de dicho personaje son las que más me han gustado por vestuario, maquillaje y guiños (como el Lazarillo).
  • Sin embargo, aunque es una serie de episodios más bien autoconclusivos que inciden en diferentes aspectos de la historia desde el XV hasta el XXI, lo cierto es que daba para hacer muchos más episodios y anécdotas. A pesar de ello existe una trama prácticamente hacia el final de la serie que engloba la cuestión de los viajes en el tiempo y que nos dará un interesante mensaje: el destino o lo que será, es lo que es y lo que fue. No podemos cambiarlo, y si tratamos de hacerlo, lo que surja será el mismo efecto no deseado porque es así.
  • Por otro lado los elementos de ideología de género u orientación sexual que están de moda hoy día han sido introducidos para machacar una vez más para hacer la gracia y para imponer esa moral (que no diré si es buena o mala, pero que se impone). Lo que acaba conllevando cosas que en realidad me parecen surrealistas: que Alonso tenga como jefe a Irene o Amelia es algo que un hombre del XVI no lo aceptaría bajo ninguna de las maneras. Y menos todavía los gustos personales de Irene por las mujeres. De hecho el mismo concepto de Ministerio del Tiempo con personajes tan dispares es realmente una patraña porque si realmente se dieran esas condiciones de viajes a través de las puertas, gente de épocas pasadas no colaboraría ni en broma con lo que han devenido a ser los españoles hoy día pues la moral y las costumbres de hace cinco siglos atrás nada, absolutamente nada, tienen que ver con la de hoy, lo que provocaría un choque cultural no solo desde lo temporal desde un punto de vista de lo tecnológico o científico. Y yo hubiera tirado mucho más por ahí. ¿Acaso iba a tolerar Alonso, hombre de lides en guerras contra herejes cristianos ver musulmanes o judíos en sus propias tierras otra vez? Y quien dice este dice el resto de colaboradores de la época… es caer en el tópico de la danza bajo arcoiris de los Simpson.
  • Una de las cosas curiosas serán la caracterización de secundarios como Salvador Dalí, Velázquez y demás, me pareció interesante y creo que España ha tenido muchos personajes excéntricos que puede dar para muchísimas anécdotas.

 

Conclusión

No me quiero extender, me pareció una interesante idea que tiene sus aciertos y errores, pero que puede dar mucho más de sí. Y termina la temporada de una forma más que interesante.

Comment Feed

No hay respuestas todavía



Some HTML is OK

o contestar a este post por via trackback.