Jul

7

Hace escasamente un par de días que vi este film producido por Touchstone Pictures, Mandeville Films y Road Rebel con guión de Michael Ferris y John D. Brancato inspirado en la novela gráfica de Robert Venditti. Bajo la dirección de Jonathan Mostow y con el actor principal que nos llamará la atención que se trata de Bruce Willis, estamos ante una de esas películas de sci-fi donde se nos plantea una cuestión sobre el futuro de los robot u androides: ¿Qué pasaría si podemos vivir controlando uno de ellos a distancia? ¿Qué consecuencias tiene?

Sinopsis

Ambientada en un mundo futurista donde los humanos viven aislados en interacción con robots, un policía (Willis) se verá forzado a abandonar su hogar por primera vez en años para una investigación. Todo comienza cuando dos agentes del FBI (Willis y Radha Mitchell) son asignados para investigar el misterioso asesinato de un estudiante universitario relacionado con el hombre que participó en la creación del fenómeno high-tech de los sustitutos, que permiten a la gente comprar versiones perfectas de sí mismos en buena forma, guapos y controlados por control remoto. Estas máquinas perfectas acaban asumiendo sus roles vitales, de modo que la gente puede experimentar la vida a través de otro cómodamente sentados en el sofá de su casa. El asesinato pone de manifiesto una cuestión: en un mundo de máscaras ¿quién es real y en quién se puede confiar?

 

Opinión personal

  • Hacía tiempo que veía algo de cine sci-fi, y en esta caso recordando a films pasados que recomiendo como Air-Doll (que tiene la escena erótica sin presencia explícita que jamás he visto en el cine cuando él la infla a ella xD) o Lars y una muñeca de verdad, traté de buscar algo parecido pero con un argumento menos cómico y más de acción. Y así fue como di con Los Sustitutos.
  • Willis sigue interpretando bien el papel de policía silencioso con la mirada inexpresiva y difícil de comprender para el espectador que tantos otras veces a hecho. Su actuación es, para mi gusto, impecable. Nunca me gustaron los polis tan hollywoodienses y Willis, excepto Jungla de Cristal, suele ocupar bien ese papel alternativo.
  • La reflexión que nos propone este film es interesante: algo que pretendía solucionar la vida de los impedidos o incapacitados, acaba por convertirse la norma general destruyendo o transformando, según se mire, la forma de relacionarse de los humanos (tal como hacen hoy día las redes sociales de internetwork).
  • La acción está bastante ajustada, se trata de invitar más al suspense, pero aun así algunas como la persecución de los sustitutos en los barrios de biológicos le da una física entre lo superhéroe y lo terminator bastante curiosa.
  • Detrás de cada sustituto nunca sabes lo que te puedes encontrar bajo apariencias delicadas y frágiles a… gordos granudos inclusive. Lo que hace brindar la fantasía y algún gag por parte de Willis curioso.
  • Su final no me convence, ya lo veréis por qué si decidís verla, pero se podría haber explotado mucho mejor la situación a la que se conduce todo en el último tercio del film.
  • Los secundarios juegan papeles demasiado secundarios, y al ser un film pcoo se profundiza en ellos. Algunos de ellos son tan prescindibles… que no es de extrañar como acaban.
  • Es curioso el método de muerte cerebral que se produce al controlador del sustituto, pero no es aclarado en demasía a parte de mostrarse el cacharro de última generación. A menos claro, que tratemos de ligarlo a los propósitos de quién está detrás de todo. Es algo que se podría haber explotado mucho mejor, sobretodo por la intervención de los militares de por medio.
  • Las guerras son videojuego, con un alto coste económico, pero eso vamos.

 

Conclusión

Como cine de tarde, está bien para pasar el rato. No tiene muchas más pretensiones de ahí que la crítica la haya dejado bastante en el limbo como una película más del montón. Es entretenida para verla una vez y no se le puede pedir más.

Comment Feed

No hay respuestas todavía



Some HTML is OK

o contestar a este post por via trackback.