Ago

25

Actualmente me estoy leyendo el manga de Say hello to Black Jack y recientemente me he enterado de la siguiente noticia que podéis leer aquí, liberando la obra de los derechos de propiedad intelectual debido a que, ya desde abril en que su autor rompiera relación con Kodansha y se pidiera la retirada del mercado, dicho manga se puede leer, en japonés, en la propia web del autor aquí. ¿Qué significa esto? Sencillamente que ya no será necesaria pagar la licencia correspondiente si se quiere distribuir, editar o crear productos derivados de su obra. ¡Una gran noticia para un gran manga! Cuando llegue el día de reseñarlo os dejaré mis impresiones, pero de entrada ya digo que es un imprescindible. Lástima que Glénat, la actual EDT, dejara algunos fallos en la edición pero totalmente perdonables.

Por otra parte, estos días estoy muy agobiado. El verano es siempre una de los peores estaciones para mi estado físico que no soporto ni el calor ni el sol, cosas que tienen las herencias genéticas, mientras por otra parte tengo que estar trabajando en un algunos asuntos que no puedo llevar durante el resto del año por falta de tiempo, especialmente en el curso pasado. Además, tengo pendiente liquidar algunas cosas en las que me debo aplicar.

Finalmente me impusieron la repugnante biografía de facebook, lo que implica que ya no usaré mi perfil salvo para contar por privados y la dejaré muerta. Tampoco es que importe mucho, tiempo atrás ya no me quedaba por ejemplo ni un solo contacto femenino salvo familia lo que demuestra qué clase de concepto tan bajo tiene de la amistad las personas en general y las mujeres en especial. Para todo lo demás, quienes me conocen, ya saben que un e-mail y quedamos en persona para hablar 😉

Y por otra parte, debería decir que aunque parece que el Razas de RPG Maker lo he dejado de lado, eso no es cierto. Solamente estoy esperando unos temas que tiene entre manos Hefestos para así poder pulir esas últimas partes de la demo que se podría decir que ya está prácticamente liquidada (faltan esos detalles que todo depende del drow para que pueda implementarlos).

Además, estoy pensando estos días también sobre un par de asuntos que me preocupan bastante. Y es que mañana ya es el día de la fecha mágica… Es muy triste ver que llegué a ese punto después de décadas y observar a mi alrededor que nada salió como imaginé de niño. Absolutamente nada fue como pensé y ahora ya no se puede deshacer el camino hecho. ¡Una pena penita!

Comment Feed

No hay respuestas todavía



Some HTML is OK

o contestar a este post por via trackback.