Oct

6

Y después de meses con lecturas pausadas y extendidas por casi un año, hoy reseñaré el libro que terminé de leer justo ayer mismo. Los Ragionamenti de Pietro Aretino es una obra renacentista de unas 500 páginas aproximadamente en formato  tapa blanda de bolsillo editado en 1978 por Ediciones Ibéricas con una estupenda traducción de Juan B. Bergua, en la que encontraremos diversos dialogos y sonetos muy licenciosos entre ellos los siguientes: Vida de las monjas. Vida de las casadas. Vida de las cortesanas. La educación de Pippa. Las astucias y charranadas de los hombres. Las Rufianerías. Los Sonetos lujuriosos. Como bien se puede deducir, estamos ante una obra que toma un género que rompe con la moral medievalista y nos traslada al ambiente renacentista donde la visión teológica de la vida sobre cuestiones como la vida sexual se tornaron mucho más abiertas. Eso si, como bien descansa en su epitafio: «Aquí yace Pietro Aretino, poeta toscano, que de todos hablaba mal, salvo de Dios, excusándose diciendo: «no lo conozco»».

Carátula Los RagionamentiSinopsis

Estamos frente a un libro atípico que agrupa diálogos, que si bien se agrupan en dos partes con sus respectivas jornadas, vendria a ser, salvo por los sonetos, un diálogo profundo y moralista sobre la enseñanza dada a una joven, Pippa, sobre los diferentes tipos de vida que una mujer puede llevar: la de casada, la de monja, la de puta o incluso la de alcahueta. Será en ese hilar de diálogos donde se nos explique una anécdota detrás de otra para enseñarnos las virtudes y vicios de la sociedad renacentista independientemente de la condición: ricos y pobres, profanos y religiosos, hombres y mujeres, etc. donde la astucia, la labia, la ocurrencia y un sin fin de argucias imaginables y por imaginar, se desenvolverán frente a nosotros llevándonos a diferentes estados de la condición moral humana. No es una obra fácil.

 

Opinión personal

  • Como bien digo, no es una obra fácil. Estamos ante unos diálogos complejos, con un léxico muy rico que en más de una ocasión nos obligará a consultar el diccionario, cuando no en ocasiones deberemos repensar o releer el diálogo si queremos entender enunciados que guardan dobles e incluso triples significados.
  • Destaca la enorme habilidad de Pietro Aretino para describir situaciones que personajes de la más baja condición puedan brillar con más intensidad que aquellos que asumimos como virtuosos que se acaban hundiendo en los más profundos lodazales. Es una escritura con gran maña por parte de Aretino.
  • Son densos, muy densos. Tanto que no está dividido por capítulos sinó que son diálogos contínuos lo que nos llevará a hacer pausas estratégicas si queremos leerlo poco a poco, lo que en parte le hace bajar la calidad puesto que al ser un diálogo siempre es preferible hacerlo seguido. Si no estamos habituados a su estilo, leer muy continuadamente también nos supondrá cansancio y agotamiento porque tienen gran complejidad.
  • Sabe hacer reír y sabe hacer que nos excitemos con muchos de sus pasajes que son profundamente licenciosos. No deja por ello de hacerlo con belleza porque las metáforas estan a la orden del día y le confieren un aire cómico a situaciones que hoy día si tratáramos de reproducir, muy probablemente serían lamentables.
  • No tiene una historia que contarnos, son anécdotas una detrás de otra. Si no estamos habituados a éste género, lo pasaremos muy mal y probablemente lo aparquemos. Sin embargo, tiene la facilidad de que en cualquier momento puedes reengancharte aunque pierda la esencia del concepto de diálogo contínuo.

 

Conclusión

Abstenerse los que busquen una historia. Dádle una oportunidad los que quieran entender más sobre la moral renacentista. Os llevaréis una gran sorpresa y, quizás, comprenderéis que no estamos tan alejados moralmente de aquella época en ciertos aspectos.

Comment Feed

No hay respuestas todavía



Some HTML is OK

o contestar a este post por via trackback.