Sep

19

Nuevamente os traigo una reseña de otro libro que recientemente he terminado de leerme. Se trata de Gemelas, de la autora Tessa de Loo de la edición de Círculo de Lectores (aunque os pongo la imagen de la edición que encontraréis más comúnmente que fue publicado en el año 2006 en tapa dura con cinta de punto de lectura y unas 474 páginas. Y trata como obviamente reza el título de la historia de unas gemelas que la turbulenta época de entreguerras supuso para Europa, sobretodo para los Alemanes.

gemelasSinopsis

Las hermanas Anna y Lotte quedaron huérfanas a la edad de cinco años y fueron bruscamente separadas: Anna creció con su abuelo en una granja de una región católica de Alemania durante la ascensión al poder de Hitler y el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Lotte, por su parte, fue enviada a Holanda, a causa de su tuberculosis, y allí vivió con la familia de un tío de ideología comunista. Cincuenta años después de la contienda, el azar permite que se reúnan en un balneario de lujo. El encuentro se verá salpicado, inexorablemente, por haber vivido en bandos enemigos… Este hallazgo insólito será, si todavía es posible, momento para la expiación.

 

Opinión personal

  • Los protagonistas son las gemelas y estamos hablando de una historia de reencuentro entre ellas casualmente en un balneario, momento en el que empezaran a rememorar sus vidas como si de flashes de forma cronológica se tratara, exponiendo no solamente sus vivencias sino también cómo éstas les han marcado hasta tal punto de establecer una distancia entre ellas que no solamente se reduce a lo físico durante tantas décadas. Ambas son criadas en entornos distintos, una bajo la lucha y contradicción en un país que se volcará en la miseria y se catapultará a potencia bajo un régimen del cual se sentirá alienada, salvo por las actitudes que su autoritario tio católico y los entornos discrepantes le inculquen. Y mientras trata de sobrevivir luego en la IIGM cómo su felicidad tan sólo serán los momentos escasos, tras todas las privaciones sufridas, junto a su marido. Mientras por otro lado, una hermana que se recuperará en Holanda donde acabará criándose ante la hipocresía de su padrastro de unos parientes mucho más abiertos donde llegará a integrarse y olvidarse de su hermana prácticamente. Y allí vivirá otro tipo de vida en la que compartir y ayudar a los perseguidos sea una muestra del distanciamiento que supondrá frente a todo lo alemán, renegando de ello.
  • La novela si bien está diferenciada en unos bloques claros, como la infancia, la época de la separación y entreguerras, la guerra y el retorno, lo cierto es que en términos de calidad para sentirnos atrapados lo será al principio pues la segunda parte es algo ya demasiado trillado y visto en repetidas ocasiones, obviándose cuestiones que desaparecen y son relevantes (las violaciones masivas de mujeres a manos de los aliados) siguiendo con el esquema recordatorio de lo malvados que son los alemanes, aun acudiendo a los tópicos por boca de Lotte, y una indefensa Anna que verá tras todos esos flashes como cada vez se distancia más de su hermana. No será hasta el final o desenlace de la novela que se le pone punto final a una historia que empezó bien, prometía, acaba dando la chapa y finalmente termina de una manera digna y solvente.
  • A quien quiera saber un poco más de la vida de entreguerras y algunas de las penurias que se podían pasar en aquella época ya olvidada, puede parecerle interesante, por lo demás lo cierto es que el escenario de guerra está como en un plano alejado al que no infunde importancia a los civiles (no hay escenas de verdadera guerra detalladas en la novela, parece que se trate de evitar en ese aspecto, solamente veremos escenas como los hospitales colapsados de heridos o el recuerdo de una bomba que cae, no las auténticas encarnizadas luchas) cuando realmente esto no fue así.
  • El presente queda monopolizado por las gemelas, son el centro de la novela, y nada más. Luego en los flashes aprenderemos sobre su pasado, de ambas, pero hacia la mitad se focalizará mucho más en Anna. Y es que parece ser que el tema principal que no se nos dice y que al finalizar la novela comprendemos es la reconcialiación de unas hermanas separadas por las circunstancias de la época y la familia, siendo el volver e insistencia de Anna el intenso deseo humano de ser recordados aun más allá de nuestras vidas.
  • El presente entonces está excesivamente controlado por los encuentro de las gemelas, no teniendo otra función que servir de catarsis para que ambas se digan lo que se tengan que decir, lo que da la sensación de ser dos marionetas al antojo de la autora para exponer sus visiones sobre el pasado.
  • No siento decirlo, pero no me pareció original. Es de esas novelas que una terminadas, cuando pase un tiempo ni te acordarás.

 

Conclusión

Es una novela entretenida pero poco más, no acabó de engancharme por entre otras razones, la falta de imparcialidad (estoy cansado de alemanes masoquistas que se culpan o responsabilizan, está ya muy visto), los tópicos de siempre, la falta de representar la guerra como fue (una carnicería en todos los bandos posibles) y lo denso que se hace la segunda parte. Solamente el final acaba de salvar la novela de otro royo más soporífero ya que al menos hay una pequeña enseñanza. No la recomiendo salvo para quienes quieran leer una novela específicamente sobre esa época.

Comment Feed

No hay respuestas todavía



Some HTML is OK

o contestar a este post por via trackback.