Mar

6

Otro anime que me he fusilado es el conocido como Peacemaker Kurogane creado por la mangaka Nanae Chrono. El anime quedó a cargo del director Tomohiro Hirata con el estudio Gonzo emitido por primera vez por TV Asahi en octubre de 2003, y que llegó a España por medio de Jonu Media en su día con un buen doblaje español. Tenía algo de mono tras el aburrido Reideen de ver algo de samurais, sobretodo porque hace un mes vi la trilogía de Ruroni Kenshin (que si no la han visto, me tomo la libertad de recomendarla totalmente desde ya). El anime de PK se base en el periodo turbulento de finales de siglo XIX con un Japón que está experimentando la llegada de los cambios y del fin de la era feudal, y el protagonista es un adolescente y su hermano que acaban por apuntarse al Shinsengumi, fuerza policial del Shogunato. Así pues, estamos ante un anime que bebe de la historia convulsa de Japón, algo que ya per se me atrajo mucho. Y ciertamente, si le perdono el carácter infantil del protagonista y que al parecer no es una buena adaptación del manga, resulta ser un anime bastante interesante y de calidad.

peacemaker

Sinopsis

En 1864, primer año de la era Meiji, en un momento comprometido para Japón ya que el feudalismo está empezando a desvanecerse, los leales al shogun y los reformistas leales al emperador se enfrentan y dividen el país. Los Shinsengumis son parte de estos grupos, son encargados de controlar Kyoto y son temidos por su tenacidad. Tetsunosuke Ichimura, un chico de 15 años, ve como matan a sus padres el clan Choushuu con él presente. Así que decide vengarse por lo que se dirige al cuartel del clan Shinsengumi para formar parte de él junto a su hermano.

 

Opinión personal

  • La historia a pesar de ser ficción, tiene una sólida base histórica ya que los personajes que se mencionan son en su mayoría personajes que realmente existieron: Kondo, Hijikata, Okita, Heisuke, etc son personajes reales que formaron parte de la dirección del Shinsengumi. Y junto a la referencia histórica, como suele ser habitual en este tipo de animes, la puesta en escena de los diseños de vestuario y personajes busca ser fiel y no salirse por la tangente. De hecho, una de las cosas que siempre no he tragado en el anime en especial en estos años de tanto fanservice, moe y demás, son los coloridos ojos y cabellos que se suelen hacer. En Peacemaker Kurogane se ha tratado de ser fiel, así que más allá del castaño oscuro o el negro, solamente hallaremos el caso de una ninja extranjera rubia y el del protagonista pelirojo (un fenómeno que pasa en Japón en muy raras ocasiones). Quizás sea Suzu Kitamura con su pelo blanco lo inusual o raro que no debería estar (un joven canoso… en fin).
  • El diseño de personajes pues es bueno, bastante fiel a la época y la animación brilla por ser de buena calidad como atestigua el estudio Gonzo, a quienes les tengo en un rinconcito del corazón por su estupendo trabajo en las secuencias animadas de Lunar Silver Star Story Complete y Lunar 2 Eternal Blue Complete. Samurai 7 o Bakuretsu Tenshi son perfectos ejemplos de la calidad de este estudio del que queda fuera de duda.
  • El doblaje en español que se hizo por Jonu lo cierto es que es bastante grato, con voces que nos hará coger manía con el joven Tetsu (aunque más por su carácter infantil), o voces como la de la protagonista Ayumu Yamazaki (Dori Cano en España) le hacen ganar mucho y rompen con la cadena de voces habituales.
  • Algunos puntos en contra que tiene es que el principio tiene algunos aspectos ficticios que me parece que le hacen perder credibilidad a esa ambientación histórica, me refiero principalmente a personajes como el monje budista que tiene la habilidad de controlar muertos vivientes… son aspectos que le hacen perder. Luego más adelante según avanza el guión, la historia se sumerge en el pasado de Tetsu, su ambición de venganza, la de personajes como Yamanami y su tragedia personal del pasado, secundarios como Saya, la muchachita muda con la que Tetsu trazará amistad, etc. A medida que avanza gana mayor peso los elementos “reales” como son la intriga y la conspiración, el pasado de los personajes, la maduración de Tetsu como siriviente de Hijikata en lo que será un samurai del Shinsengumi.
  • Por tanto el principio entre elementos excesivamente ficticios y el carácter infantil de Tetsu al principio puede que nos eche para atrás, pero a medida que avanza el ritmo de la historia, el anime gana varios enteros. Y la acción se combina con el drama de los personajes muy bien, es el caso de los hermanos Yamazaki que será la nota “triste” dentro de la historia.

 

Conclusión

Sí, es altamente recomendable. Es una animación sólida y comprensible, alejada de las pajas mentales, con un doblaje español bueno y hechos históricos ficticios bien montados. Si viste Ruroni Kenshin y te quedaste con ganas de más, posiblemente Peacemaker Kurogane sea junto a la primera y Samurai 7 unas buenas historias de samurai, aunque esta última que cito es una adaptación en el futuro de la historia de Akira Kurosawa, así que no tiene rigor histórico.

Comment Feed

No hay respuestas todavía



Some HTML is OK

o contestar a este post por via trackback.