Oct

24

El género de las novelas visuales nunca ha tenido mucha tirada en occidente, especialmente porque se suelen cerra a una estética claramente manga ya que su principal público radica en el nipón. Suelen tener unas carácterísticas noveladas con gráficos 2D tipo anime en las animaciones y suelen basarse en decisiones y diálogos. El videojuego que nos ocupa es una rareza llamada Dear Esther desarrollada por thechineseroom y Robert Briscoe en la distribución de Steam para PC bajo diferentes SO (Windows, Mac y Linux), basada en el motor gráfico de Source mejorado. Una experiencia atípica de origen occidental en 3D que se adentra en el género de la novela visual.

Carátula Dear EstherSinopsis

Somos un hombre que acaba de llegar a una isla de las Hébridas. No sabemos que buscamos, no sabemos hacia dónde vamos. Simplemente exploramos una isla con los retazos y recuerdos de una persona: Esther. Una historia que se entreteje en un círculo reducido de personas, del pasado y del presente, de una tragedia que se llevó lo más querido por nosotros. ¿Hallaremos respuestas allí?

 

Opinión personal

  • Enigmática sinopsis he descrito arriba, pero no es para menos. Aun cuando hallamos terminado de jugar Dear Esther, nos asaltaran muchas dudas sobre su final, sobre el propósito del protagonista en la isla,  de los recuerdos vagos de los que seremos testigos. Y precisamente al ser novela visual, no quiero destaparos spoilers explicando detalles al respecto. Solo puedo decir que su historia es muy breve, pero es una perfecta trasposición del concepto de novela interactiva que viviremos en primera persona, como si de una película que podemos controlar y en la que somos los protagonistas.
  • La jugabilidad es mala si la abordamos como mero videojuego: solo podemos movernos y enfocar la vista, no podremos de ninguna de las maneras interactuar con el entorno. Eso nos mostrará una sensación de distancia respecto con el entorno. Sin embargo no hay mal que por bien no venga, reforzará necesariamente otros sentidos como el ser observadores con las maravillas del entorno (especialmente por las cuevas) y el sentido del oído ya que escucharemos desde piezas musicales muy agradables, a perfectos sonidos de viento, gemidos, del crepitar al caminar en algunas zonas, que nos involucran en una novela visual y ambiental. Es díficil hablar de Dear Esther como videojuego.
  • El apartado sonoro y gráfico es excelente. A pesar de que podría dar mucho más de si todavía, esta obra ha sido diseñada de tal manera que nada sobra ni nada falta en estos aspectos. Seréis maravillados si os gusta leer novelas porque aquí, seréis transportados a la imaginación de una historia: desde la tierra, al infierno y luego subiendo las escaleras al cielo. Hay una gran metáfora sobre la vida que da para reflexionar: el perdón, la culpa, el arrepentimiento…
  • Corta duración, demasiado corto. Su final nos invadirá de incertidumbre y no dudaremos en busar respuestas en la red.

 

Conclusiones

Quien busque algo nuevo, lo hallará desde luego. Si te gustan las novelas visuales, no lo dudes. Es la primera de producción occidental y en 3D que ojalá impulso una nueva manera de hacer videojuegos en la industria aprovechando otros estilos narrativos que la mera jugabilidad directa. Es muy filosófico, absternse los que busquen no pensar o simplemente acción.

Comment Feed

No hay respuestas todavía



Some HTML is OK

o contestar a este post por via trackback.